Saltad valientes, más alto.

6194efe3989aa25189025a2a563d6ebf

Venecia, Alemania, Francia son algunos de los lugares en los que he estado enviando mis obras. Galerías y particulares que me han tenido este tiempo sin poder escribir y sin pintar en ” mi calle”.

A-Pto-Cruz-1
No cabe duda que he extrañado envolverme en la cálida noche costera de un pueblo tan entrañable y mágico, un rinconcito que desprende perfumes de flores y mar y que recita música de bolero.

buy discount bridesmaid dresses at theluckybridal new collection

pero ahora que vuelvo a mi rutina de cada noche, puedo decir que ha merecido la pena ausentarme para vencer el miedo que me provocaba dar el salto.

pintando

Aquel e-mail escrito en Inglés de un señor que una vez me compró un cuadro había roto por completo mi estado de comodidad. Me escribía para ponerme en contacto con algunas galerías de varios países donde exponer mi trabajo, y yo no sabía qué hacer.

f1deccdc6abdff5b6b406960c1ecb00e
El miedo me había paralizado todos los órganos, parecía que me habían enyesado por dentro. Estuve sin dormir y esperando la luz del día durante una semana. Era más fácil las exposiciones locales que iban saliendo o estar en mi calle pintando, e incluso irme a casa sin vender mucho o nada.
A veces nos creemos que solos debemos resolver nuestras dudas, que así somos hombres y mujeres fuertes, independientes. Pero eso es uno de tantos estereotipos falsos, lo que realmente nos hace valientes es contar con el prójimo. Puede ser incluso que comentes de pasada tu inquietud entre amigos y de repente, una idea de uno de ellos es la luz, la señal que te hacía falta, en mi caso así fue.

wedding gown bridal dresses

Con gran premura, confirmé enviar mis obras y ya no había vuelta atrás.

Sweetheart Bridesmaid Dresses

A partir de ahí el miedo se había disipado y tomaba forma de inspiración. Empezaba a sentirme renacida, a crear piezas sin descanso. Y todo pasaba tan rápido y tan lentas las horas de vigilia antes de aquel e-mail que ahora si miro con perspectiva me han servido para saberme más fuerte en este camino que es la vida.
¡Saltad valientes, con ayuda o sin ella, más alto, se puede!

One response to “Saltad valientes, más alto.

  1. Al escucharla a la Sra Sultan decir que el enimtnearfento que estamos presenciando es una mentalidad de la edad media y una del siglo 21, entre el atraso y el progreso, lo primitivo y lo civilizado, la barbarie y lo racional, la opresion y la libertad, la dictadura y la democracia, la violacion sistematica de derechos humanos y su respeto; pense por un minuto que se estaba refiriendo en primer lugar a Estados Unidos, que impone no su religion, sino sus intereses economicos a sangre y fuego en todo el mundo. Este pais (y lo digo sabiendolo de primera mano pues aqui estoy) es la primer y mas grande fundamentalista del orbe.Valoro los tamaf1os de la sra Sultan para hablar en contra de sus propios mounstruos, a los que pone en su lugar con absoluta razon; pero lamento que en su discurso se muestre total apoyo a otros espantos, tanto o mas daf1inos y perversos.Y coincido contigo, hablando asi, su cabeza lamentablemente tendra alto precio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *