Sobrevivir en invierno. Cambio de estrategia.

Lluvia Ernest Descals

Exacto, llega el invierno. Cada mañana abro las ventanas  y miro al cielo con miedo pensando en las primeras lluvias. En mi trabajo es el mayor de mis rivales, mi impedimento, el obstáculo que me separa de subsistir.

Cuando bajo con los materiales  hacia “mi calle” intercambio miradas con mis compañeros de   profesión.

– ¡ llega el agua, ya no hay gente en cuanto oscurece y nosotros no podremos trabajar igual!- .  Me advierten.

LluviaErnest Decals

 He vivido noches en las que la lluvia diluían los óleos cual acrílico echando a perder horas de trabajo. Pero no hay que venirse abajo, quizás sea  cuestión de  replantearse  la estrategia y el método.

Voy mentalizándome para la llegada del duro invierno  en los que trabajar será una cuestión de supervivencia. Habrá que aprovechar cada noche plácida.

Estoy segura que todos en la vida diaria cambiamos las rutinas y nos adaptamos  a las nuevas adversidades de manera inconsciente, entonces, ¿ por qué no extrapolarlo al terreno laboral?

[imagenes.4ever.eu] calle, cafe, pintura al oleo 174241

La dueña de la cafetería en la que  cada mañana tomo mi café me comenta que es necesario que los residentes  tomen sus desayunos para compensar la  bajada del turismo, las dependientas de las tiendas cercanas  piden y ruegan que vengan turistas nuevos y yo deseo que no llueva.

Tomando café Edward Hopper

Con el cambio de hora llega una nueva  etapa, es el  momento de  crear nuevas estrategias para cada una de las fases por las que pasa nuestros negocios y yo ya he preparado la mía, así que voy a  decir sin miedo:

-Lluvia, te reto, ven cuando quieras. Voy a poder contigo y seguiré sobreviviendo para contarlo-.