Skip to main content

Algo esta cambiando en La Habana

Tras el reciente fallecimiento del comandante Fidel Castro, es de esperar que en la isla de Cuba, sucedan cambios significativos. Ya en estos últimos tiempos, la isla se ha estado convirtiendo en un destino de moda, al que parece que todos han deseado viajar.

Recientemente, la ciudad de La Habana, capital histórica y administrativa de la isla, ha sido visitada por importantes personajes de la actualidad internacional, tales como el Papa Francisco y el Patriarca Kiril, de la Iglesia Ortodoxa Rusa. Ha sido escenario de un primer concierto organizado por la mítica banda inglesa de los Rolling Stones e incluso ha recibido al propio presidente Obama, antes de finalizar su mandato. De repente como si de una impresionante estrategia de marketing publicitario, se tratara. Esta ciudad de irreales escenarios, anclados en la década de los años 60, se ha estado convirtiendo en el centro de la atención mediática mundial.

El creciente auge del turismo y la incipiente flexibilización económica, ha venido propiciando este significativo florecimiento de la la ciudad. Especialmente de la zona conocida como Habana Vieja, corazón histórico de la metrópoli, considerada Patrimonio de la Humanidad, desde el año 1982.

Havana-010
En este nuevo resurgir de la antigua Villa de San Cristóbal de la Habana, destaca la exquisita obra de restauración de los monumentos y edificios históricos, que se están llevando a cabo, bajo la dirección del historiador Eusebio Leal.

Emblemáticos edificios y enclaves históricos, tales como la Plaza de Armas, la Catedral ó el Gran Teatro de La Habana, lucen ahora con todo su antiguo esplendor, para deleite de los visitantes que a diario circulan por las callejuelas de la ciudad. En las que junto a los tesoros históricos y arquitectónicos, surgen pequeños negocios que ofrecen, desde restauración, arte ó moda, hasta tatuajes. La Habana Vieja, ese museo al aire libre, en cuyo puerto atracan diariamente los grandes cruceros, que ya incorporan la isla, en sus itinerarios por el Caribe, resurge mostrandose más viva y bulliciosa que nunca.

0167-LaHabana-Cuba
VISITA RECOMENDADAS

Además de las visitas culturales imprescindibles, tales como la Catedral de La Habana ó la iglesia y convento de San Francisco,el Palacio de los Capitanes Generales, la Plaza de Armas, la Plaza Vieja ó el Museo de la Revolución, entre otros. Cuando estés en La Habana, no dejes de tomarte un “mojito” en la Bodeguita del Medio, en cualquier momento del día y al atardecer dirige tus pasos hacia La Floridita, para degustar un “daiquiri”, emulando a Hemingway, el controvertido escritor y periodista americano, que con su frase; “Mi mojito en la Bodeguita, mi daiquiri en el Floridita”, ha influido en el ánimo de los miles de turistas que en diferentes épocas, han visitado la isla.

0004-Cuba

ALOJARSE Y COMER EN LA HABANA

En la ciudad y sus alrededores existe una importante oferta hotelera, pero que de alguna manera esta siendo en parte insuficiente, por lo que muchos viajeros optan por alojarse en casas particulares, una nueva modalidad de alojamiento que esta proliferando en la isla. Esta tendencia, permite al visitante vivir experiencias más cercanas y autenticas.

A la hora de comer, puedes optar por elegir entre las diversas opciones, que ofrecen los restaurantes y cafeterías más convencionales, distribuidos por las más importantes zonas turísticas. pero también puedes probar unos singulares establecimientos conocidos como “paladares” normalmente especializados en comida cubana o italiana. Estos locales casi siempre situados en las afueras del centro tienen su origen en un tipo de hostelería de subsistencia, surgidas en casas de familia.

Venecia

Venecia ó Venezia, construida en el siglo V, por el pueblo Véneto, en el interior de una laguna, con el propósito de permanecer fuera del alcance de las hordas bárbaras, que saqueaban Europa. Es sin lugar a dudas, uno de los asentamientos humanos más emblemáticos y conocidos del planeta.

Y paradójicamente, la ciudad concebida para protegerse de las invasiones de otros pueblos, es ahora, invadida cada día por miles de turistas, que venidos desde los más diversos rincones del mundo, pasean por sus calles intentando atrapar la esencia, ya en ocasiones trasnochada, de este singular enclave del mediterráneo.

014-Venecia-GranCanal
Aunque cualquier momento, es bueno para visitar la ciudad de Venecia, recomendamos no hacerlo en la época veraniega, para evitar así las grandes aglomeraciones de turistas. En esta época, el transito de viajeros que deambulan cámara en ristre, de una lado para otro de la ciudad, llega a ser muy agobiante. Especialmente, en los enclaves más significativos, tales como la Plaza de San Marcos o el puente de Rialto. Esta enorme afluencia de visitantes, esta llegando a ser realmente preocupante, tanto para las estructuras y cimientos de la ciudad, afectados por el paso de los gigantescos cruceros, que surcan el Gran Canal para atracar en el puerto de la ciudad. También los propios habitantes, ven como su vida diaria se complica y agrava con la superpoblación y con el encarecimiento de los productos básicos, que este fenómeno conlleva.

IT2160027-Venecia
Si quieres viajar a Venecia, te recomiendo el otoño, ese paso de verano a invierno, una estación en la que podrás descubrir la autentica esencia de la ciudad, disfrutando de sus ambientes de manera más sosegada. Paseando sin prisa ni colas por sus calles y plazas.

Venecia, a pesar de la creciente y constante afluencia de visitantes, sigue ofreciendo, multitud de buenas razones para disfrutar con sus ambientes, arquitectura e historia. Para empezar, encamina tus pasos a los lugares más emblemáticos, tales como la y plaza y Basílica de San Marcos, centro de la vida religiosa y turística. El Palacio Ducal, el puente de los Suspiros ó el Campanile de San Marcos, la torre más alta de la ciudad, desde donde podrás realizar unas interesantes fotos panorámicas del entorno.

002-Venecia
Si tu bolsillo te lo permite, date un paseo en una tradicional góndola por los canales de la ciudad. Si esto no es posible, utiliza los transportes colectivos, conocidos como vaporettos, -una especie de autobuses acuáticos- para y trasladarte por un precio mucho más asequible, de una parte a otra de la ciudad. Tal como lo hacen los propios venecianos.

Callejea por entre las estrechas y laberínticas callejuelas de la ciudad, para descubrir nuevos rincones, plazas y jardines, que alejados de los centros turísticos, permanecen a la espera de ser descubiertos solo por los que se atreven a perderse, entre sus ancestrales calles y canales.

Cuando te sientas cansado, de tanto descubrimiento, acomódate en una de las terrazas con vistas a la laguna y observa como se mecen las embarcaciones a la dorada luz del atardecer, mientras te tomas un café, una buena copa de vino o mejor un Spritz, un refresco con alcohol, tradicional de la zona del Véneto.