Skip to main content

Fotos de viaje, información y sentido del lugar

Antes de iniciar un viaje es conveniente recabar toda la información posible sobre el lugar que se va a visitar. Esta información, que previamente hemos recopilado antes de salir de viaje, se debe seguir incrementando una vez que estemos en el destino con la información publicada que vayamos encontrando en el aeropuerto, e incluso en el hotel. Un buen recurso es observar las postales que se exhiben en las tiendas de recuerdos.

Postales en una tienda de souvenirs de Londres

De esta manera nos podremos hacer una idea de cómo se han interpretado los lugares más emblemáticos del destino y los ángulos de las tomas, para así poder considerar la posibilidad de buscar tomas alternativas según nuestros propios criterios fotográficos. Además, conviene personarse en las oficinas de información y turismo para obtener mapas, folletos e información detallada sobre los temas que más te interesen de la zona o ciudad visitada. También conviene recordar que una de las mejores fuentes de información es la proporcionada por las propias personas que nos rodean, el empleado del hotel o pensión, el camarero, el taxista y, en general, por todas aquellas personas que tengan que ver y conozcan el nuevo entorno en el que nos movemos. Una buena política para comprobar que las informaciones obtenidas por estos medios de trato personal sean las correctas, es la de realizar la misma pregunta a diferentes personas.

Taxista en Dakar, una buena fuente de información

Una vez hemos realizados las averiguaciones pertinentes conviene realizar un guión o plan de trabajo, procurando tener claro cuales son los objetivos que se quieren fotografiar, y seguidamente comenzaremos con las visitas de reconocimiento a los lugares elegidos, donde ya podremos iniciar una primera sesión de fotos a la vez que tomamos nota de los posibles efectos que puede tener la luz sobre el motivo en los diferentes momentos del día. Para esto habrá que averiguar la hora y el punto por donde sale y se pone el sol. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *