Skip to main content

San Antonio de Texas, ciudad fundada por canarios.

Seguro que en más de una ocasión, has oído, leído o visto: leyendas, libros, películas o documentales, sobre las heroicas historias que sucedieron en una antigua misión española, más conocida como El Álamo, y ubicada en la localidad de San Antonio de Béxar. En ese lugar, tuvo lugar una cruenta batalla entre un pequeño grupo de colonos y el ejercito del general Santa Anna, formado por miles de soldados, que el 6 de marzo de 1836, tras 13 largos días de asedio, acabo con la resistencia de sus defensores. 

Este hecho histórico, sucedido en el actual San Antonio de Texas, ha sido magnificado una y otra vez, con la frase de “Remember The Álamo” proferido como grito de guerra, por Sam Houston, para arengar a sus tropas, en las sucesivas batallas con las que finalmente lograron derrotar al ejercito mejicano. Consiguiendo finalmente, que San Antonio y Texas (el estado de la estrella solitaria) pasase a formar parte de los Estados Unidos de América.

Banderas de Texas y Estados Unidos en el edificio del ayuntamiento de San Antonio

Pero lo que muy pocos conocen, es que la ciudad de San Antonio, originariamente conocida como San Fernando de Béxar, fue fundada por colonos originarios de las islas Canarias en el año 1731, y que algunos descendientes de estos lucharon codo a codo con los legendarios Travis, Crockett y Bowie en la defensa de El Álamo. Entre estos descendientes de familias canarias, cabe destacar al capitán de los voluntarios tejanos, Juan Nepomuceno Seguín, que más tarde fuese senador y alcalde la ciudad junto con Antonio Cruz Arocha, que actuó como mensajero entre la asediada Misión y el ejercito de Sam Houston. 

Monumento que recuerda a los héroes de El Álamo

La misión de San Antonio, fundada por el franciscano Fray Antonio de Olivares de Moguer, a la que más tarde se le unieron una veintena de familias oriundas de las islas Canarias, enviadas por la Corona española, para el afianzamiento de los nuevos territorios americanos agregados, fue el primer embrión que dio origen al actual núcleo ciudadano de San Antonio. Estas primeras familias que provenían mayormente de Fuerteventura y Lanzarote, las islas más cercanas a la costa occidental africana, acostumbradas a sobrevivir en los áridos terrenos y bajo condiciones climatológicas muy similares a los climas secos y calurosos del territorio tejano, pudieron adaptarse de manera más rápida y eficaz al nuevo entorno.

En la actualidad, la influencia cultural de estos primeros canarios sigue latente en muchos escenarios de la ciudad,  así como a través de la memoria de sus descendientes, que siguen formando parte activa de la vida social y cultural de la comunidad.

Fotos con un ranger de Texas en El Álamo y Catedral de San Fernando

San Antonio, posee un rico patrimonio cultural vinculado a la época de las colonias, siendo el conjunto monumental de El Álamo uno de los lugares más visitados por los más de 26 millones de turistas que visitan la ciudad anualmente. En el centro de la ciudad, se erige la Catedral de San Fernando, templo de estilo neo-gótico, considerada la catedral católica más antigua del país. Es también conocida como la iglesia de la virgen de Candelaria y de Guadalupe, en consideración a la importante presencia de las comunidades de origen canario y mejicano que conviven en la ciudad, siendo esta combinación de culturas hispanas y anglosajonas las que le imprimen ese colorido y alegre carácter que la diferencia de otras grandes urbes americanas. Una identidad única, que se refleja tanto en la arquitectura, la gastronomía o la cultura, como en las costumbres y fisonomía de sus ciudadanos.

Río San Antonio a su paso por la ciudad

El río San Antonio, recorre la zona central de la ciudad, aportando frescura a las amplias zonas ajardinadas de sus riberas, conocido como River Walk, y un atractivo laberinto de canales, donde los visitantes pueden navegar en barcazas que serpentean por el centro de la ciudad, entre restaurantes y zonas comerciales.

San Antonio de Texas es uno de esos lugares que recomendaría y volvería a visitar cuantas veces hiciera falta. Una ciudad con un especial encanto, habitada por gente hospitalaria y emprendedora que te hacen sentir como en casa o incluso mejor. Si tienes la oportunidad te recomiendo que en tu próximo viaje a EEUU, te plantees la posibilidad de conocer esta agradable ciudad que tanto tiene que ver con nuestra islas Canarias.

Pero antes de iniciar tu viaje, debes tener en cuenta estos tres preceptos básicos y fundamentales: 

1. Autorización de viaje: Antes de comprar el billete de avión y reservar los hoteles debes comprobar que tienes en regla toda tu documentación para entrar en el país. El pasaporte debe ser el que lleva incorporada la banda magnética y estar vigente al menos por seis meses. Comprobado que el pasaporte es válido, debemos solicitar la ESTA (Electronic System for Travel Authorization), un permiso previo de evaluación que debe extenderte el gobierno del país.

2. Seguros y permisos de conducción: Un seguro con cobertura internacional que cubra enfermedad y accidentes es imprescindible. Si vas a conducir un coche, además de tu permiso español, necesitarás portar un permiso de conducción internacional, que podrás gestionar antes de viajar en la DGT (Dirección General de Tráfico).

3. Equipaje y accesorios útiles: Debes saber que hay ciertos artículos que están restringidos en las fronteras de EEUU. Mejor consulta la página de la Embajada de los Estados Unidos para salir de dudas. No olvides tampoco que el voltaje de corriente en ese país es de 110V, así que lo que sí debes llevar en tu maleta es un pequeño transformador de corriente y un adaptador universal para recargar tus aparatos electrónicos.