General

El cuerpo del deseo

El glande del clítoris y el del pene se comportan de la misma manera ante los estímulos sexuales, con la particularidad de que el órgano de placer femenino -no es otro su cometido- aventaja al equivalente masculino en potencialidad erótica. Las ocho mil terminaciones nerviosas (dieciocho tipos de tejidos) duplican a las del aparato -reproductor- varonil, que ha gozado de mayor notoriedad social y cultural. La revista Men’s Health le rinde honores con un repertorio de trucos con los que agraciar a ese cuerpo cavernoso que saluda desde lo alto de la vulva, donde se unen los labios, y hunde sus raíces en el punto G.

Publicado el por DNM en General ¿Qué opinas?

Paisajes sensoriales

Paisajes sensoriales. / El guiño

Al orgasmo se llega por caminos diferentes y con resultados no iguales exactamente. Para una investigación se recolectaron seis muestras de semen mediante la masturbación y otras tantas de los mismos hombres durante una relación: se comprobó que el volumen de plasma seminal, el recuento total de espermatozoides, la motilidad de los espermatozoides y el porcentaje de los morfológicamente normales fueron mayores en las muestras del coito. En las mujeres, el grado de contracción de la musculatura involucrada en el orgasmo diverge en función de si se trata de un encuentro (heterosexual) o si están vinculadas al autoplacer. “La masturbación crea un paisaje anatómico, fisiológico y sexual completamente distinto al de las relaciones sexuales de pareja”. Según un estudio del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital Álvaro Cunqueiro (Vigo), ya se realiza en el útero: “La masturbación fetal surge como un comportamiento de gratificación”. En la Revista de Educación Sexual y Terapia, David Farley Hurlbert y Karen Elizabeth Whittaker comparan parámetros entre mujeres que experimentaban orgasmos masturbatorios y las que no. Las primeras reportaban un número superior de orgasmos, más deseo sexual, autoestima y satisfacción, y requerían menos tiempo para la excitación. Un equipo del Instituto Kadave de Ciencias Médicas de la India puso en marcha el cronómetro para medir el tiempo que separa el inicio de la excitación de una mujer del orgasmo: 13 minutos y 25 segundos de promedio. Una de cada seis nunca lo consigue durante el coito, mientras que a alguna le bastan 42 segundos. “Salvo en contadas excepciones, el logrado en solitario es más intenso que el procurado en una relación sexual en pareja. En el caso de las mujeres, se alcanza en una media 4 minutos, frente a los 15 y 20 que demoran en compañía”. Paul R. Abramson (The Journal of Sex Research) relacionala frecuencia de la masturbación con varios aspectos de la personalidad y el comportamiento cotidiano.

Publicado el por DNM en General ¿Qué opinas?

Medicina matutina

Medicina matutina. / El guiño

De igual manera que te relaja a la hora de dormir, un orgasmo antes de levantarte o al ducharte te pone en pie para todo el día, con el complemento de un reconfortante café. La Universidad Brown, en Rhode Island (Estados Unidos), descubre en la masturbación matutina una medicina milagrosa para una salud equilibrada: la emanación de químicos naturales, como la dopamina, las endorfinas y la serotonina, transmite al organismo una sensación de alivio. No es un vicio, sino un placer que concede el beneficio de despertar la mente y el cuerpo. Además de prevenir el agotamiento, actúa contra el dolor de cabeza, los calambres menstruales y el hipo.

Publicado el por DNM en General ¿Qué opinas?

Posicionamiento

Sistema de navegación. / El guiño

El Sistema de Posicionamiento Global (GPS, por sus siglas en inglés) determina en toda la Tierra la localización de un objeto o un ser vivo con una precisión métrica. Lo desarrolló el Departamento de Defensa de Estados Unidos y funciona mediante una red de 24 satélites. La Unión Soviética construyó el Glonass, que hoy gestiona la Federación Rusa. El equivalente en la Unión Europea se llama Galileo. El chino es el Beidou (Osa Mayor). El universo femenino posee su propio programa de navegación: el Venus, con cuatro asteroides que gravitan en una órbita alrededor del clítoris.

 

 

Publicado el por DNM en General ¿Qué opinas?

Manual del autoplacer

Sobre la masturbación hablan los hombres con mayor naturalidad que las mujeres, aunque ellas también la practiquen con habitualidad. El portal Superdrug’s Online Doctor indagó acerca de la frecuencia, las motivaciones y la calidad del orgasmo. Encuestó a más de 900 europeos y estadounidenses. Hay muchos conceptos erróneos sobre lo que realmente sucede con esta actividad sexual: “Si alguien creyera en los tópicos a pie juntillas, pensaría que los hombres lo hacen todo el tiempo y las mujeres casi nunca. Pero la masturbación es muy común. Más allá de sentirse bien, previene la depresión, reduce el riesgo del cáncer cervical y de próstata o alivia el dolor de los cólicos menstruales. Y, por supuesto, siempre existe la ventaja de un orgasmo”. A continuación se ofrecen las principales conclusiones de la encuesta. El 96% de los hombres y el 88% de las mujeres admiten que se masturban regularmente: ellos, con un promedio de cuatro días a la semana (catorce minutos por sesión) y ellas, dos (trece minutos). Los varones usan una mano en un 90% (los juguetes sexuales, en un 10%), mientras que entre las féminas es de 60/40. El 67% de los hombres se estimulan básicamente con el porno, frente al 38% de las mujeres. El 14% de ellas se inspiran en historias eróticas, en contraste con el 5% masculino. En las preferencias para entonarse, la desproporción la refleja asimismo el dato de que el 14% de las mujeres y el 6% de los hombres fantasean con su pareja formal o pretendida. El 56% de ellas y el 19% de ellos sienten orgasmos más intensos en solitario que en compañía.

Publicado el por DNM en General ¿Qué opinas?

Dónut y pepino

El olor evoca sensaciones, incita la sensualidad, desencadena respuestas emocionales e influye en los sentimientos. Hay una conexión entre los alimentos, su aroma y el erotismo, pero los impulsos sexuales masculinos y los femeninos reaccionan distintamente. El área del cerebro que procesa los olores en las mujeres es el doble que en los hombres. Ellas son más agudas, lo cual las predispone a la excitación.

Dónut. / El guiño

A la ciencia le sienta bien este sentido. Una investigación prueba que el riego de sangre a la vagina aumenta un 13% con el pepino (uno de los mejores afrodisiacos para las mujeres) y los polvos de talco.

Pepino. / El guiño

Entre las esencias que levantan la libido de los varones con mayor potencia, Alan Hirsch, director neurológico de la Fundación para el Tratamiento e Investigación del Olor y el Sabor de Chicago, descubrió que el efluvio del dónut acrecienta el flujo sanguíneo al pene en un 32%.

Publicado el por DNM en General ¿Qué opinas?

Fogonazos

El clímax sexual inflama la temperatura corporal, acelera el pulso y descontrola la actividad cerebral. Entre las sensaciones que transmite el sistema nervioso, las mujeres distinguen el placer que procede de la penetración (vaginal/anal), de la estimulación del clítoris o de los pezones. El orgasmo las deja sin habla. Ocho de ellas lo describen gráficamente para Cosmopolitan.

Un cubo de agua caliente: “Comienzo a jadear. Es algo confuso”.

Sacudida: “Empieza como un latido ahí abajo, luego mi cabeza va a mil por hora. Una erupción volcánica”.

Liberación: “Es fantástico lo que se experimenta unos segundos antes”.

Un grifo que se enciende: “Los músculos se contraen y tiemblan. Tengo un ligero sudor”.

Subidón de energía: “Asciende desde los dedos de los pies. Y después me quedo tirada, exhausta”.

Acaloramiento: “Siento que ardo de pasión”.

Pérdida de conciencia: “Mi respiración se vuelve irregular y no puedo concentrarme en nada. Me abruma e impresiona al unísono”.

Un vaso que se desborda: “Se llena y rebosa”.

Publicado el por DNM en General ¿Qué opinas?

Resistencia

Los orgasmos múltiples son el grial del placer femenino. Para disfrutar de la gratificación, la sexóloga Annabelle Knight sugiere que el primero no sea muy intenso: sin penetración, a través de la estimulación directa del clítoris ya sea con un vibrador o mediante la acción manual u oral. “Los periodos refractarios de las mujeres suelen ser mucho más cortos que en los hombres”, expone en The Daily Star. “A menudo, el clítoris solo necesita uno o dos minutos para recuperarse. En cambio, los masculinos duran desde varios minutos a un día, y tienden a alargarse con la edad”. Una retirada a tiempo no es una derrota: “Si te resistes al principio, el resultado final será mucho más enérgico. Tómatelo con calma e intenta retrasar el primer clímax lo máximo posible, hasta que no puedas aguantar más. Continúa con la excitación que mejor te venga y vuelve al clítoris una vez que te sientas preparada. Al retroceder antes de que suceda, enardeces la tensión sexual que recorre tu cuerpo”. Los ejercicios de Kegel solemnizan la pasión: “El músculo pubococcígeo se prolonga hasta el clítoris. Al realizarlos todos los días, lograrás una excitación mucho más potente, un canal vaginal más estrecho y orgasmos desbordantes”. La distensión acondiciona el ambiente y acomoda los cuerpos al espacio.

Publicado el por DNM en General ¿Qué opinas?