“Hago cuadros con arena de playa y tierra”

Margarita Veloso Rodríguez, arquitecta y artista


Margarita Veloso RodríguezLos cuadros de Margarita son artísticos granos de arena en una tierra fértil donde florece la originalidad. Si la gente no va a exposiciones, ella lleva sus obras a tascas y restaurantes. En la lagunera calle de la Carrera, sus composiciones se saborean con la mirada a la vista de los comensales de Essentia.

-¡Vaya, arena de playa!

“Son cuadros hechos con arena de playa y tierra. La mayor parte son de Tenerife, pero tengo arena de otros sitios. Este es de Galicia y este granito triturado también. Y de otras partes del mundo”.

-[Los rayos de sol se cuelan por la cristalera que cubre el patio] Así que este es uno de los sitios donde expones…

“En Essentia, sí, y en [la tasca] El guachinche del jamón de Fran Alonso, en Los Baldíos”.

-¿Cómo los elaboras?

“En distintos formatos. Hago lo que es el bastidor, entonces le doy la forma que quiero, con tela de lienzo…”.

-¡Qué ocurrencia!

“Fue a raíz de llegar a Tenerife y ver los colores de las arenas y las tierras de aquí. La arena negra de la playa me impactó. Nunca la había visto. En cualquier corte de la montaña en la autopista veía todas las franjas de colores marrones, tostados y naranja, que me llamaron muchísimo la atención. Había estado estudiando distintas técnicas de dibujo. Pintaba acuarela, óleo… Estaba buscando algo diferente y encontré esto”.

-Nunca había visto yo esta técnica. ¿Conoces a alguien que haga algo de similares características?

“Igual que yo no. Hay gente que trabaja con las arenas, pero como imitaciones de personas o retratos”.

-O conchas y eso…

“Yo utilizo el volumen, influida por lo que estudié. Las obras me recuerdan precisamente a las maquetas que hacíamos cuando diseñábamos un proyecto de arquitectura. Son elementos geométricos y círculos como si fuesen secciones de esferas. Aparte de eso combino texturas con arena y tierra sobre la tela”.

-¿Y el tamaño?

“Tengo cuadros en esquina, y hasta de tres metros de largo. Este [señala a la pared] está hecho con arena negra de playa y tela pintada”.

-[Miro uno rectangular] ¿El de arriba?

“Y el vertical”.

-¿Cuánto tiempo le dedicas?

“Entre el bastidor y las telas, un par de semanas. Con los de todos los tipos de arenas se tarda más, porque llevan varias capas”.

-¿Los cuadros guardan mensajes?

[Sonrisa dubitativa] “Son composiciones geométricas, no sé”.

-¿Qué suele comentar la gente?

“Después de haberlos visto en fotos, cuando los observan personalmente se   asombran al comprobar que no son como los cuadros a los que están acostumbrados. Normalmente, no se lo esperaban así. Me sorprende que los colores llamen la atención. Piensan que no son naturales, sino teñidos”.

-Ilusión, equilibrio, esfuerzo… A todos les pones nombres, ¿no?

“Sí”.

-Y tienen un precio…

“Están en exposición y venta [ríe]”.

-¿Cuál ha sido el más caro?

“El Manhattan. Me lo encargó un entusiasta de la ciudad de Nueva York. Me lo cedió y lo tuve expuesto un par de meses en El Magma, en Adeje”.

-¿Cuántos cuadros son?

“¡Umm!”.

-¿Has perdido la cuenta?

“Es que, además de las exposiciones, en el taller hay más”.

-¿Dónde está el taller?

“En mi casa. Hay una planta para trabajar y es una especie de galería de exposición. Los pequeñitos se pueden almacenar, pero los grandes tienen que estar colgados [risa]”.

-¿Sigues ejerciendo la arquitectura?

“Y tasadora [inmobiliaria] de Tinsa. Ahora, al no haber tanta demanda, me resulta más fácil dedicarme a esto. Es el lado positivo de la crisis económica [lo dice en un tono irónico]”.

-[Ante un pasquín] ¿Esta niña?

“Es para una rifa solidaria en favor de Valeria Mora Fariña [aquejada de una enfermedad rara]. Por cada cinco euros que se ingresen en una cuenta de La Caixa a nombre de ella se puede escoger un número de cuatro cifras para el sorteo de la ONCE del 30 de mayo”.

-¿Eres una artista polifacética?

“Bueno, lo principal son los cuadros”.

-¿Qué haces para darles consistencia?

“Eso es un truco [risa]”.

-¿Una fórmula secreta?

“Claro”.

-¡Ahhh!

“El secreto está en la masa”.

Essentia

Restaurante Essentia, en La Laguna (Tenerife).


-Una idea curiosa. Cuando alguien oye hablar del arte culinario igual se imagina otra cosa…

“A la gente le cuesta mucho ir a exposiciones. Pues, yo llevo los cuadros a los restaurantes”.

-¿Coleccionas arena?

[Gesto de corroboración] “En el coche llevo bolsas o botellas. Voy caminando, veo una tierra o una arena que me gusta… Cuando voy de viaje siempre traigo el peso límite con botellas de arena [risas]. Los armarios están llenos”.

Publicado el por DNM en Entrevistas, Vídeos ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario