“La risa la domino más que el lloro”

Chago Melián, cantante y pintor


Chago Melián, cantante y pintor. / El guiñoCon Chago Melián, la expresión artística es pintar y cantar. Su devoción la comparte entre el pueblo lagunero de Punta del Hidalgo y un estudio en La Orotava.

-¿Qué fue lo primero y qué ha sido lo último?

“¿En pintura o en música?”.

-En todo eso.

“Yo creo que las dos cosas salieron por inercia. Cuando era muy pequeñito vi pintar el mural que hoy enaltece nuestro altar en la iglesia de Punta del Hidalgo. Don Luis Álvarez García, que era el párroco, cuando se terminó la obra dejó un espacio para un fresco y allí lo pintó. Fue lo que me inició, nada más que con el olor. Y, claro, luego también mis tías, y mi madre, cantaban en el coro de la iglesia… Yo cuando canto pinto y cuando pinto canto. Según vez la pintura puedes ver la otra parte hermana de esos tonos, del estilo, y cómo se complementa con la música. Las dos cosas surgieron casi al mismo tiempo”.

-¡Ave María!

[Ríe] “Esa es la culpable. Llevo muchísimos años cantando el avemaría en mi pueblo, Punta del Hidalgo, donde está el puertito. Allí hay una playita, un roquete. Nunca he fallado. La comisión de fiestas optó por hacerme un homenaje este año. Estoy muy agradecido. Siempre llega al alma que reconozcan tu trayectoria”.

-¿El canto cura los desencantos?

“El canto cura, ayuda, te sirve para sacar de dentro las cosas hermosas que tienes. Y las malas. Te hace reír y llorar”.

-¿Por qué género te decantas?

“A mí me gusta mucho la balada, pero he vivido muchos estilos. Las cosas bien interpretadas o bien hechas pueden gustarte”.

-¿Te has visto involucrado en un arrebato de risa?

“¿Cantando? Yo creo que no. Me ha pasado al contrario, ataques de lloro. Cantar un avemaría a un gran amigo cuando lo estás viendo salir en su ataúd, en la misa de mamá o a mi primera mujer cuando murió, hace muchos años en Madrid, es muy duro. La risa la domino más que el lloro”.

-¿Cantas cuando pintas?

“Suelo escuchar la música según el cuadro. Ahora estoy preparando una exposición sobre Hawái y pongo música de allí. Siempre es una música muy delicada, no dura, que te haga volar. Parece que el pincel y la paleta cambian tu mano y tu pensamiento y la trazada va a ser más directa”.

-En tu caso, utilizas el pincel como una batuta…

“Sí, lo giras [el pincel] y tienes una batuta preciosa”.

-Cuando tienes la mente en blanco, ¿recurres a la música para que te bailen las ideas?

[Risas] “Te despierta la creatividad”.

-¿Te han entrado ganas de partir un cuadro en la cabeza de alguien?

[Risas] “En mi etapa de Bellas Artes aprendí a romper papeles cuando no me salía lo que quería. Y hay días en los que lo mejor es dejarlo, porque no hay manera. Cuando la mente no está con la mano es porque estamos haciendo algo distinto y tenemos miles de cosas en la cabeza, nos distraemos. Por eso, hay que tener una paz interna. Si estás relajado, seguro que puedes concentrarte”.

-Eso pasa cuando escribes…

“Exactamente. La inspiración te llega para encontrar lo que buscas en ese preciso instante”.

-¿El ambiente te envuelve?

[Tajante] “Siempre. Ahí ves el suelo todo lleno de hojas y este bombo de aquí es una mesa. Me siento plenamente integrado”.

-¿Concuerdas con las guitarras?

[Risas] “Todos esos instrumentos [de cuerda] han sido regalados por amigos”.

-¿Qué melodías se te antoja pintar para decorar tu lado artístico?

“Toda la parte esa del puerto de Santa Cruz donde están los cargueros… La naturaleza muerta es lo que más me atrae, porque la mano del hombre destruye mucho. También me gustan los paisajes en los que el tiempo ha hecho   estragos, las casas bonitas, antiguas, con tejados maravillosos…”.

Publicado el por DNM en Entrevistas, Vídeos ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario