Quevedo y la vacuna filosofal

Pedro Quevedo, diputado de Nueva Canarias en el Congreso. / El guiño

Médico cirujano y doctor en Microbiología Clínica, Pedro Quevedo Iturbe disecciona la política con precisión quirúrgica. Está curado en salud.

-¿Qué se siente al recibir la vacuna filosofal?
“La de AstraZeneca, sí. La primera dosis. Estoy con hipo”.

-¿Un efecto secundario?
“¡Será una casualidad!”.

-Dicen que con un susto se quita el hipo…
“Voy a pensar un rato en Santiago Abascal, ja,ja,ja…”.

-¿Las dudas sobre la seguridad y la eficacia no intimidan?
“No, hay que ponérsela. Ha habido una batalla de índole comercial, seguro”.

-Le han cambiado el nombre: ahora se llama Vaxzevria…
“Algo así”.

-¿Confiarse en exceso es una imprudencia?
“No hay que bajar la guardia. Aunque te hayan inyectado la vacuna, puedes estar infectado y contagiar a la gente”.

-A este ritmo, ¿para finales del verano estará inmunizada el 70% de la población?
“¡Vamos a ver! El problema es que no llegan las vacunas. El sistema está capacitado para poner 30.000 diarias”.

-¡Una congestión!
“Ha habido una gestión catastrófica. Yo he pedido una comisión de investigación”.

-Sería apropiada, porque se crean para pinchar…
“En este caso, se trata del poder de las multinacionales. Hacen lo que les apetece y están por encima de los estados”.

-¿Para quitarles la careta a las farmacéuticas?
“Esto no es razonable. Incumplen los contratos. ¿Por qué son secretos?”.

-¿Qué es lo peor que se lleva personalmente en la pandemia?
“En lo que a mí respecta, no me puedo quejar. He estado activo y no he sentido la sensación de claustrofobia”.

-Hay personas que lo pasan fatal encerradas en casa…
“Familias grandes en un lugar diminuto. Nosotros somos dos en una casa normal, agradable, abierta, con luz…”.

-El virus se cuela por cualquier rendija…
“He percibido que el bicho siempre iba dos o tres pasos por delante. Nadie lo conocía”.

-¡No se ve!
“Se actuó tarde, en su origen. Y me ha molestado profundamente la discrepancia política permanente”.

-Lanzarse a la piscina es más fácil que guardar la disciplina…
“Lo que está claro es que cada vez que se abre la mano aumenta la incidencia”.

-La cultura social y la educación influyen…
“¡Es de cajón!”.

-Hablemos de la dilatada trayectoria política…
“Bueno, me faltan la ONU y el Senado”.

-Un largo recorrido…
“He hecho un periplo institucional importante”.

-De todo eso, ¿qué ha sido lo más gratificante, grato, satisfactorio o agradecido?
“Cada ámbito tiene su interés. Es verdad que depende de las circunstancias personales”.

-Sí…
“La portavocía del Gobierno de Canarias [de 2000 a 2003, con rango de viceconsejero] fue especialmente dura”.

-¿Una pesadilla?
“Era un Ejecutivo no demasiado cohesionado”.

-El presidente autonómico era Román Rodríguez…
“Y Adán Martín estaba de vicepresidente”.

-Del mismo partido…
“Después de ese complicado mandato, se consumó la fractura de Coalición Canaria”.

-Y se fundó Nueva Canarias…
“En febrero de 2005. Allí ocurrieron cosas tremendas”.

-El portavoz era un poema…
“¡Huy!”.

-La siguiente legislatura, en el Parlamento…
“Las relaciones estaban perdidas, un momento de transición bastante desagradable”.

-A continuación, el Cabildo de Gran Canaria…
“Casi todas las canas me salieron en los dos primeros meses, en la Consejería de Servicios Sociosanitarios”.

-¡Cómo estaría aquello!
“Me tiré de los pelos. Trabajé como un condenado. Pero salí muy satisfecho”.

-Con José Miguel Pérez, del PSOE, al frente de la corporación insular…
“En lo que resultó ser una colaboración excelente”.

-Desde 2011, en el Ayuntamiento de la capital grancanaria y en el Congreso…
“Para alguien con el perfil como el mío, el Parlamento español probablemente era lo más atractivo”.

-El diputado 176…
“Habíamos concurrido a las elecciones con el PSOE [en 2015 y 2016] y negociamos con Mariano Rajoy”.

-Saltaron chispas…
“La tensión se resolvió de inmediato. Las obligaciones del acuerdo estaban escritas y no las incumplíamos”.

-No prosperó la investidura de Pedro Sánchez…
“Se presentó la oportunidad de ser decisivos en los Presupuestos Generales del Estado”.

-Se agarraron a ella…
“Lo otro hubiera sido más   bronca e inestabilidad”.

-¡Un viaje a ninguna parte!
“Nos propusimos cuantificar y corregir el daño que se le había hecho a esta tierra”.

-La cosecha fue fructífera…
“El 75% del descuento de residente, la recuperación del Plan Integral de Empleo de Canarias, con una financiación de 42 millones de euros…”.

-La compensación para abaratar el sobrecoste de la desalación del agua de uso agrícola…
“El Posei o la ayuda contra la pobreza. Además, desbloqueamos el REF y el nuevo Estatuto de Autonomía”.

-¿Era entretenido entenderse con Rajoy?
“Rajoy era muy amable, simpático, cercano… Al igual que [la vicepresidenta] Soraya Sáenz de Santamaría”.

-¿Las pilas de este Gobierno están agitadas o agotadas?
“Mal empezó con el insomnio de Sánchez y se ha completado con la marcha de Iglesias”.

-¿Hasta cuándo?
“No durará los cuatro años”.

Publicado el por DNM en Entrevistas ¿Qué opinas?

El autor

DNM

Domingo Negrín Moreno es licenciado en Geografía e Historia y Periodismo por la Universidad de La Laguna. Durante una larga temporada coordinó Nacional/Internacional en 'La Gaceta de Canarias', periódico en el que se ocupó posteriormente de las jefaturas de Sociedad/Cultura y Canarias. En enero de 2006 se incorporó a 'Diario de Avisos', donde también desempeña su faceta humorística. Antes, ejerció de redactor en Radio Club Tenerife (cadena SER) y participó en la fundación de Radio 21, Sociedad Anónima Laboral. Tres años después de haber sido premiado por RNE en un concurso de guiones se convirtió en uno de los diez jóvenes españoles al encuentro de Europa seleccionados por la cadena pública. Coautor de viñetas de actualidad, ha escrito un libro -'Quijotadas' (Turquesa)- que repasa situaciones asombrosas y divertidas.

Añadir un comentario